Cortinajes Ruiz

Las nuevas tendencias del papel pintado revolucionarán tu hogar

papel pintado
En la decoración como en la moda, las tendencias vuelven. Un caso evidente es el papel pintado, que triunfó en la década de los 60 para luego caer en el olvido. Sin embargo, ahora ha vuelto a resurgir con mucha fuerza.

Los motivos florales, la estética vintage y la reproducción de imágenes digitales son las preferencias que los clientes tienen a la hora de elegir estampado. Además, la imitación de materiales, como la madera o la piedra, también son muy reclamados.

Antiguamente, lo más normal era decorar todas las paredes de la estancia, sobre todo en dormitorios y salones. Pero esto ha cambiado gracias a la variedad de modelos que existen hoy día, convirtiéndose en un elemento decorativo muy útil que se puede emplear en multitud de estancias sin necesidad de que todas las partes de la habitación estén empapeladas.

Un simple papel de pared que simula un muro de piedras puede transformar totalmente, por ejemplo, el salón, otorgándole un estilo cálido y reconfortante. El realismo se consigue gracias a su textura porosa.

Por otro lado, es muy común decorar los dormitorios infantiles con estampados alegres y divertidos. Se pueden emplear tanto en cenefas sobre una pared de color claro como en paredes completas que no tengan estanterías ni muebles, sobre todo, para no recargar la habitación.

El papel pintado y sus innumerables usos

Sin embargo, aunque los materiales y las tendencias hayan avanzado, hay sitios que exigen un toque clásico para que las paredes combinen con los muebles y demás elementos decorativos.

Una manera de darle un toque más actual es decorar el exterior de un armario. Con un poco de pintura y un empapelado acorde a la decoración del dormitorio, conseguiremos que sea el protagonista de la estancia.

Aunque no sea muy habitual utilizar papel pintado en el cuarto de baño, gracias a los diferentes modelos y materiales que hay en el mercado, podemos empapelar las paredes y darle un toque diferente. Una alternativa es cubrir los testeros de un papel que imite a la piedra o la madera.

No solo podemos usar este elemento decorativo para decorar paredes o armarios; también podemos utilizarlo para empapelar un cabecero. Es una idea original para habitaciones pequeñas que no pueden ser muy recargadas con los cabeceros tradicionales.

Si necesitas hacer una consulta, no lo dudes y llámanos. Nuestros profesionales estarán encantados de atenderte.

Fuente: Hogar Manía 

Imagen: OpenDeco 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *