Cortinajes Ruiz

Estores opacos, traslúcidos o screen, ¿qué tejido escojo?

estores opacos

En Cortinajes Ruiz siempre recomendamos que se tenga muy en cuenta la cortina, el estor, las  lamas verticales o el panel japonés que se vaya a escoger para cada ventana. Y es que esta elección influye de forma determinante en el estilo de una casa.

Por este motivo, hoy queremos hablar de los diferentes tipos de tejidos que existen para los estores. En Cortinajes Ruiz los dividimos en tres. Por un lado están los estores traslúcidos, por otro los estores opacos y, por último, los estores screen.

Los primeros, es decir, los estores traslúcidos, son aquellos que ayudan a aprovechar la luz natural lo máximo posible. Esto se debe a que están elaborados con tejidos finos y presentan un buen grado de apertura. Por tanto, son ideales para espacios poco luminosos como habitaciones pequeñas o buhardillas. Asimismo, se recomienda optar por tonalidades claras en los estores traslúcidos, así como por telas lisas para conseguir una mayor sensación de amplitud.

Por su parte, los estores opacos son aquellos que no permiten que pase la luz del sol. Son muy utilizados en estancias amplias y con grandes ventanales, donde la luz natural puede llegar incluso a ser molesta debido a su intensidad. En cuanto a su color, no hay tantas limitaciones como en el caso anterior. En los espacios amplios se puede recurrir a una mayor variedad de tonalidades, dependiendo del gusto individual de cada persona. No obstante, disponer de una habitación con muchos metros cuadrados no supone recargarla en exceso, sino que también hay que tener en cuenta la armonía de los diferentes elementos que le dan forma (incluyendo a los estores opacos).

Para terminar, a nosotros nos gusta darle un espacio aparte a los estores screen. Están compuestos por fibra de vidrio y poliéster, lo que los convierte en una elección de calidad. Se trata de un tejido de mayor calidad que el polyscreen, por ejemplo. Sin embargo, ambos tejidos cumplen a la perfección su función térmica.

Tras todo lo expuesto, te toca elegir el tejido que mejor se adapte a tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *